Menú General

Menú de Empleados


Uso Interno



 

 

 

 

Administradores +
 
VPN-SSL
El HUMV amplía con radiocirugía las opciones terapéuticas para pacientes con neuralgia del trigémino Imprimir


Esta opción, mínimamente invasiva y ambulatoria, es posible gracias a la tecnología de máxima precisión con la que cuenta el Servicio de Oncológica Radioterápica

El Hospital Universitario Marqués de Valdecilla ha ampliado recientemente las opciones terapéuticas que ofrece a las personas que padecen neuralgia del trigémino, un trastorno de dolor crónico altamente incapacitante, que ya se está tratando con radiocirugía con las máximas garantías de seguridad gracias a la tecnología de alta precisión del Servicio de Oncológica Radioterápica del hospital.

Por el momento, este tipo de intervención se ha realizado con éxito a tres pacientes a los que se les ha ofrecido una solución más efectiva que la medicación o las infiltraciones y menos invasiva que la cirugía convencional, ya que ni siquiera es necesaria la anestesia, el paciente no siente ni dolor ni ningún otro síntoma, y la intervención se realiza de forma ambulatoria.

Tal y como explica el jefe del Servicio de Oncológica Radioterápica, Pedro Prada, los pacientes se benefician así de un programa colaborativo con varios servicios del Hospital, especialmente, Neurología, Neurocirugía, Radiodiagnóstico y la unidad del dolor. Aunque en un principio la tecnología de última generación fue adquirida para mejorar las opciones en el tratamiento de pacientes oncológicos, en la senda de convertir a Valdecilla en un hospital de referencia en patología tumoral, “se ha visto que esta misma tecnología puede utilizarse de forma beneficiosa para tratar otro tipo de problemas de salud que sin ser oncológicos son muy discapacitantes para las personas que los padecen”.

En el caso de la neuralgia del trigémino, como indica Prada, a los pacientes a los que no se les puede ayudar mediante infiltraciones o medicación, se les trata con fotones de alta energía. “Es un tratamiento muy delicado. Primero porque necesitamos mucha precisión y, después, porque la dosis que damos en una sesión única es altísima, es decir, hay que disponer de la tecnología necesaria para emitir un haz de radiación muy colimado y hacerlo con una alta precisión para actuar en campos muy reducidos”.

En Valdecilla esto es posible gracias a la utilización de un nuevo sistema de posicionamiento llamado Exactrac Dynamic (Brainlab), el único del mercado que combina tecnologías de seguimiento superficial, térmico y de rayos X. Por el momento, el Hospital cántabro es el primero y único del país que cuenta con esta tecnología.

Exactrac Dynamic, garantiza la precisión submilimétrica –en los casos tratados hasta la fecha, no se han admitido diferencias en el campo de tratamiento que fuesen superiores a 0,3 milímetros- y, gracias a ello, hace posible la realización de tratamientos de altas dosis, ya que minimiza la radiación que recibe el tejido sano circundante. Por ejemplo, en los casos tratados de neuralgia del trigémino, los pacientes reciben en un área extremadamente pequeña una dosis de 90 Gy, que es entre cuatro y diez veces superior a un tratamiento de radiocirugía standard. Además, el sistema permite posicionar al paciente sobre la mesa de tratamiento de forma rápida y sencilla, y monitorizar sin necesidad de procedimientos invasivos sus movimientos, interrumpiendo la radiación al detectar cualquier movimiento que reduzca la seguridad del procedimiento.


Enlace al video con la información

Modificado el ( jueves, 17 de diciembre de 2020 )
 
Siguiente >