ANFOTERICINA B

PRESENTACIONES DISPONIBLES

INDICACIONES

POSOLOGIA

CONTRAINDICACIONES Y PRECAUCIONES

EFECTOS ADVERSOS

* PRESENTACIONES DISPONIBLES

vial 50 mg

1- INDICACIONES

- Tratamiento de infecciones fúngicas.

2- POSOLOGIA

En adultos:

- Dosis de prueba inicial:

1 mg IV mediante infusión lenta; aumentar la dosis en incrementos

de 5-10 mg/día en intervalos diarios hasta un máximo de 1,5

mg/Kg/día según la severidad de la infección, respuesta clínica y

tolerancia de la infusión. Las dosis deberían ser incrementadas más

rápidamente a dosis más altas en pacientes en estado crítico.

Durante la terapia prolongada, el medicamento se puede administrar

cada 48 horas.

- Concentración recomendada de la infusión:

10 mg/dl de glucosa 5% administrada en 2-6 horas. No meclar con

disoluciones de electrolitos; la protección de la luz no es

necesaria si se infunde en menos de 24 horas desde el momento de la

preparación.

- Administración intracavitaria para aspergiloma pulmonar:

5-50 mg en glucosa 5% diariamente a 3 veces por semana.

- Intratecalmente:

500 mcg en 5 ml de fluido cerebroespinal 2-3 veces a la semana, o

300 mcg/día en glucosa 5% o glucosa 10% en agua, infundida en 1

hora.

- Irrigación de vejiga:

15-50 mg/día en 1 L de agua estéril como irrigación continua de

24 horas.

En niños:

- Misma dosis que el adulto en mg/Kg.

3- CONTRAINDICACIONES Y PRECAUCIONES

Utilizar con precaución en pacientes con función renal alterada. La

seguridad de su uso durante el embarazo no está establecida a pesar de

los informes de uso seguro.

Junto con ciclosporina o aminoglucósidos, se puede producir efecto

nefrotóxico aditivo; si no puede evitarse la combinación, debe

monitorizarse cuidadosamente la función renal.

Los corticosteroides aumentan la deplección de potasio inducida por

anfotericina B; deben monitorizarse los niveles séricos de potasio

regularmente y administrar un suplemento con sales de potasio, si fuera

necesario.

La pérdida de potasio inducida por anfotericina B puede contribuir a la

toxicidad de digitalis; deben monitorizarse los niveles de potasio

sérico regularmente y administrar un suplemento con sales de potasio, si

fuera necesario.

4- EFECTOS ADVERSOS

Son muy comunes durante el período de infusión: fiebre, escalofríos,

dolor de cabeza, anorexia, náseas, vómitos, malestar, dolor en el lugar

de infusión. La severidad de las reacciones puede reducirse mediante

premedicación con un antipirético, corticosteroide, antiemético y

adición de un tampón fosfato y heparina a la solución. Los tiempos de

administración prolongada (mayores de 6 horas) pueden producir

reacciones más inmediatas. El clorhidrato de meperidina IV a dosis de 50

mg rápidamente termina con los escalofríos en algunos pacientes, en los

que la desaparición espontánea no ocurre cuando la infusión se para.

Dantroleno puede también prevenir o reducir los escalofríos en

pacientes que no responden a otras medidas. Con la administración

repetida ocurren frecuentemente: trombroflebitis, anemia normocítica y

normocrónica, función renal dañada con acidosis tubular distal,

isostenuria, hipokalemia e hipomagnesemia, y son generalmente

reversibles, aunque puede producirse daño renal permanente, sobre todo

si la dosis total excede los 4-5 g. La sobrecarga de sodio puede

prevenir o revertir la nefrotoxicidad. El suplemento de potasio suele

ser necesario y la administración de una sal de potasio alcalinizante

(bicarbonato, gluconato, etc.) es a menudo útil en la prevención de

aparición de acidosis hipokalémica. Manitol no parece que proporcione

protección contra el daño renal. La infusión rápida ha sido realizada de

forma segura, pero puede producir colapso cardiovascular.

Las reacciones pulmonares caracterizadas por disnea aguda, hipoxemia e

infiltrados intersticiales han ocurrido en pacientes que reciben

transfusiones de granulocitos; las infusiones de granulocitos y

anfotericina B deberían distanciarse tanto como fuera posible.

La administración intratecal puede producir dolor de nervios

periféricos, parestesias, parálisis, paraplejía, convulsiones y

meningitis química; las irrigaciones de vejiga que contienen

anfotericina no han producido ninguna toxicidad comunicada.