CLOROQUINA

PRESENTACIONES DISPONIBLES

INDICACIONES

POSOLOGIA

CONTRAINDICACIONES Y PRECAUCIONES

EFECTOS ADVERSOS

* PRESENTACIONES DISPONIBLES

compr. 250 mg fosfato de cloroquina (150 mg base)

1- INDICACIONES

- Profilaxis y tratamiento de la malaria.

- Amebiasis extraintestinal.

- Artritis reumatoide.

- Lupus eritematoso.

2- POSOLOGIA

En adultos:

- Profilaxis de malaria:

500 mg vía oral 1 vez por semana. Administrar 1 semana antes del

viaje y proseguir durante 6 semanas después de la exposición.

En áreas de resistencia a cloroquina:

250 mg de mefloquina. Una dosis semanal, comenzando una semana

antes del viaje y manteniéndola 4 semanas después de su

terminación.

En caso de contraindicación de la mefloquina:

Usar doxiciclina 100 mg/día. Comenzar 2 días antes del viaje, y

continuar 4 semanas después.

- Tratamiento de la malaria:

Comenzar con 1 g, seguir con 500 mg a las 6 horas y con 500 mg 1

vez al día el segundo y tercer días.

- Amebiasis extraintestinal:

1 g al día durante 2 días, seguidos de 500 mg al día durante 2-3

semanas como mínimo.

- Artritis reumatoide, lupus eritematoso:

250 mg cada 24 horas. La respuesta clínica puede no evidenciarse

hasta los 4 meses.

En niños:

- Profilaxis de malaria:

8,3 mg/Kg/semana. Dosis máxima: 500 mg/semana.

En áreas de resistencia a cloroquina:

Niños > 45 Kg: 250 mg de mefloquina.

Niños entre 15-19 Kg: 1/4 de la dosis de adultos.

Niños entre 20-30 Kg: 1/2 de la dosis de adultos.

Niños entre 31-45 Kg: 3/4 de la dosis de adultos.

Se administra una dosis semanal, comenzando una semana antes del

viaje y manteniéndola 4 semanas después de su terminación.

En caso de contraindicación de la mefloquina:

Usar doxiciclina 2 mg/Kg/día en niños mayores de 8 años. Debe

comenzarse 2 días antes del viaje, y continuarse 4 semanas después.

- Tratamiento de malaria:

16,6 mg/Kg, seguido de 8,3 mg/Kg a las 6, 24, 48 horas.

- Amebiasis:

16,6 mg/Kg/24 horas durante 2-3 semanas. Dosis máxima: 500

mg/día.

3- CONTRAINDICACIONES Y PRECAUCIONES

Cuando este medicamento se administra durante el embarazo para

profilaxis de malaria, no se ha relacionado con efectos adversos

fetales. Sin embargo, las dosis antiinflamatorias más altas han dado

lugar a aborto espontáneo y daño retiniano y vestibular fetal.

La lactancia debería llevarse a cabo cuidadosamente durante la terapia

diaria con cloroquina, porque la importancia de las pequeñas cantidades

del medicamento y metabolitos en la leche materna no está clara y puede

ocurrir acumulación. Las dosis profilácticas semanales probablemente

sean seguras, porque la cantidad del medicamento en leche es menor que

la dosis profiláctica del lactante.

4- EFECTOS ADVERSOS

La oculotoxicidad de cloroquina limita su utilidad. Dos tipos generales

de cambios oculares están relacionados con el uso de cloroquina:

depósitos corneales y retinopatía. Aproximadamente el 50% de los

pacientes tratados con cloroquina demuestran depósitos corneales, menos

de la mitad de los cuales tienen daño visual resultando de estos

depósitos. Las opacidades pueden aparecer después de tan solo 2 meses de

terapia y no suelen interferir con la visión. Suelen ser reversibles en

6-8 semanas después de la suspensión del medicamento. Cambios precoces

en la retina (deposición del pigmento en la mácula) suelen ser

asintomáticos y reversibles. Daño más avanzado incluye hiperpigmentación

de la mácula rodeada por un anillo despigmentado y retina

hiperpigmentada (retinopatía de "ojo de toro").

Los pacientes se quejan de dificultad para leer, visión borrosa,

defectos del campo visual, y fotofobia; algunos también pueden informar

de visión defectuosa del color y destellos de luz. La prevalencia va del

3-45%, dependiendo del informe. La retinopatía por cloroquina está

relacionada con un umbral de dosis aparente de 5,1 mg/Kg/día. La dosis

diaria parece que es más importante que la dosis total o duración de la

terapia para el desarrollo de retinopatía. La mayoría de los autores

sugieren limitar la dosis diaria a un máximo de 250 mg. El pronóstico es

incierto.

La sordera es una rara, pero consistente, característica de la terapia

con cloroquina.

Agranulocitosis se ha comunicado esporádicamente, puede estar

relacionada con la dosis. Sólo han aparecido unos pocos casos de anemia

hemolítica que se cree que es debida a una deficiencia de

glucosa-6-fosfato deshidrogenasa.