DIGOXINA

PRESENTACIONES DISPONIBLES

INDICACIONES

POSOLOGIA

CONTRAINDICACIONES Y PRECAUCIONES

EFECTOS ADVERSOS

* PRESENTACIONES DISPONIBLES

compr. 250 mcg

amp. 250 mcg / 1 ml

jeringas de 125 mcg y 250 mcg envasadas en Farmacia

1- INDICACIONES

- Insuficiencia cardíaca congestiva.

- Arritmias cardíacas supraventriculares.

- Taquicardia paroxística supraventricular.

2- POSOLOGIA

En adultos:

- Dosis de choque IV:

10-15 mcg/Kg en dosis divididas durante 12-24 horas en intervalos

de 6-8 horas.

- Dosis de choque oral:

Ajustar la dosis por porcentaje de absorción oral. Normalmente,

se administran 0,5 mg inicialmente, luego 0,25 mg cada 6 horas

hasta que se logra el efecto deseado o la dosis de digitalización

total.

- Dosis de mantenimiento:

(depósitos corporales totales)x(% de pérdida diaria), donde los

depósitos corporales totales es la dosis de choque calculada y el %

pérdida diaria es 14 + (aclaramiento de creatinina:5). La dosis de

mantenimiento usual va de 0,125 a 0,5 mg/día. También se ha

descrito un nomograma de dosificación.

- Vía IM no se recomienda.

En niños:

- Dosis de digitalización total:

Recién nacidos prematuros: 20 g/Kg vía oral.

Recién nacidos a término: 30 g/Kg vía oral.

1-24 meses: 40-50 g/Kg vía oral.

2-10 años: 30-40 g/Kg vía oral.

Mayores de 10 años: 0,75-1,25 mg vía oral.

Administrar la mitad de la dosis de digitalización total

inicialmente, luego 1/4 cada 8-18 horas 2 veces.

- Dosis de mantenimiento:

Recién nacidos prematuros: 5 g/Kg/día vía oral.

Recién nacidos a término: 8-10 g/Kg/día vía oral.

1-24 meses: 10-12 g/Kg/día vía oral.

2-10 años: 8-10 g/Kg/día vía oral.

Mayores de 10 años: 0,125-0,25 mg/día vía oral.

En niños menores de 10 años, administrar la dosis en dos dosis

divididas por día. Calcular la dosis como 75% de la dosis oral para

todos los casos. Basar todas las dosis en el peso corporal ideal.

3- CONTRAINDICACIONES Y PRECAUCIONES

Digoxina está contraindicada en los siguientes casos:

- Cardiomiopatía obstructiva hipertrófica, excepto arritmias

supraventriculares.

- Sospecha de intoxicación digitálica.

- Bloqueo cardíaco de segundo o tercer grado en ausencia de

marcapasos mecánico.

- Fibrilación atrial con vía atrioventricular accesoria.

- Fibrilación ventricular.

Las alteraciones electrolíticas que predisponen a toxicidad

digitálica incluyen hipokalemia, hipomagnesemia e hipercalcemia. El

hipotiroidismo puede reducir las necesidades de digoxina debido al

menor volumen de distribución y menor aclaramiento. La

cardioversión directa conlleva menos riesgo en ausencia de

toxicidad digitálica.

Debe utilizarse con precaución en pacientes con enfermedad

pulmonar, porque la hipoxia puede sensibilizar el miocardio a las

arritmias e incrementar el riesgo de toxicidad. Pueden ocurrir

bradiarritmias graves con síndrome de seno enfermo, pero existe

controversia con respecto a la importancia clínica de sus efectos

sobre el nodo senoatrial. Los glicósidos digitálicos pueden

incrementar el tamaño del infarto en el corazón funcionante.

Quinidina puede producir un incremento tanto en los niveles de

digitoxina como de digoxina. Amiodarona y verapamilo también

incrementan los niveles de digoxina.

La pérdida de potasio inducida por anfotericina B puede contribuir a

toxicidad por digitalis; vigilar regularmente los niveles séricos de

potasio y dar suplemento de sales de potasio si es necesario.

Digoxina y sales de calcio tienen acciones miocárdicas similares; usar

con precaución las sales de calcio parenterales.

Colestiramina y colestipol pueden unirse posiblemente a digoxina en el

intestino; separar las dosis y vigilar por si se produce reducción del

efecto de digitalis.

La pérdida de potasio inducida por la utilización de diuréticos a largo

plazo puede contribuir a intoxicación digitálica; vigilar los niveles

séricos de potasio y administrar cloruro potásico o un diurético

ahorrador de potasio según necesidad.

Con penicilamina puede ocurrir reducción de niveles plasmáticos de

digoxina; valorar la necesidad de incremento en la dosis de digoxina.

Espironolactona reduce la eliminación de digoxina, pero los metabolitos

de espironolactona puede también producir falsos incrementos en los

niveles plasmáticos de glucósidos digitálicos por algunos métodos;

vigilar por si aparece evidencia clínica de excesivo efecto de

digitalis.

Con sulfasalazina se produce reducción de la absorción gastrointestinal

de digoxina; espaciar las dosis puede no evitar la interacción;

monitorizar por si se produce reducción del efecto de digoxina.

Neomicina oral puede alterar la absorción de digoxina; si comienza una

terapia a largo plazo con neomicina oral vigilar los niveles de

digoxina.

Con amiodarona se produce un aumento de niveles plasmáticos de

digoxina; vigilar por si hay aumento del efecto de digoxina, utilizando

determinaciones plasmáticas de digoxina si es posible.

Los antiácidos pueden reducir la extensión de absorción de digoxina;

administrar digoxina 2 horas antes de los antiácidos.

Los -bloqueantes pueden empeorar la insuficiencia cardíaca congestiva

o la bradicardia inducida por digitalis.

Los lactantes reciben dosis insignificantes de digoxina via leche

materna; la lactancia es segura durante la terapia con digoxina.

Digoxina no es una sustancia teratógena. Se puede administrar a mujeres

embarazadas para tratar la insuficiencia cardíaca congestiva fetal. La

toxicidad materna por digital se ha relacionado con toxicidad fetal y

aborto en un caso y cambios electrocardiográficos neonatales con la

posterior muerte del lactante en otro. Los niveles maternos deberían

monitorizarse porque, mientras progresa el embarazo, el aclaramiento

renal de digoxina se incrementa. Sin embargo, la biodisponibilidad de

digoxina también puede incrementarse. Por lo tanto, las concentraciones

plasmáticas pueden disminuir o aumentar; se sugiere realizar una

cuidadosa monitorización.

Con digoxina, hay una mayor prevalencia de efectos adversos en

ancianos, probablemente debido a dosificación impropia y desequilibrio

electrolítico en la mayoría de los casos. Los ancianos con enfermedad

isquémica pueden tener aumento de sensibilidad a los efectos

arritmogénicos de digoxina.

Evitar el método de choque de digitalización en insuficiencia cardíaca

congestiva cuando sea posible; intentar digitalizar con dosis de

mantenimiento y tratar la insuficiencia cardíaca con diuréticos. La

monitorización de niveles plasmáticos se recomienda en pacientes

críticos, aquellos con bajo aclaramiento de creatinina, que reciben

altas dosis para insuficiencia cardíaca congestiva y con sospecha de

toxicidad. Mantener adecuado potasio sérico. Monitorizar parámetros

usuales por si aparece toxicidad, especialmente síntomas del SNC como

apatía, agitación, confusión de comienzo reciente, y

pseudoalucinaciones. Revisar períodicamente la necesidad de continuar la

terapia, porque existe alguna evidencia que sugiere que la retirada de

digoxina puede ser satisfactoria en pacientes con insuficiencia cardíaca

congestiva con ritmo sinusal normal.

4- EFECTOS ADVERSOS

Las arritmias, enumeradas por orden decreciente de prevalencia, son

ritmos ventriculares prematuros, bloqueo cardíaco de segundo y tercer

grado, taquicardia juncional, taquicardia atrial con bloqueo,

taquicardia ventricular y bloqueo nodal senoatrial. Las alteraciones

visuales están relacionadas con los niveles plasmáticos y ocurren en

hasta el 25% de pacientes con intoxicación por digoxina. Incluyen visión

borrosa amarilla o verde, luces fluctuantes o halos o ceguera al color

rojo-verde. Los síntomas gastrointestinales ocurren frecuentemente e

incluyen molestia abdominal, anorexia, náuseas y vómitos. Los efectos

secundarios sobre el SNC ocurren frecuentemente, sin embargo son no

específicos, como debilidad, letargia, desorientación, agitación y

nerviosismo. También se han comunicado alucinaciones y psicosis.

Reacciones poco frecuentes incluyen hipersensibilidad y trombocitopenia.

Los glicósidos digitálicos tienen alguna actividad similar a estrógenos.