Hemina

 

Presentación

Indicaciones terapéuticas

Posología y forma de administración

Contraindicaciones

Advertencias y precauciones

Interacciones

Embarazo y lactancia

Reacciones adversas

Sobredosificación

Propiedades farmacodinámicas

Propiedades farmacocinéticas

Datos preclínicos sobre seguridad

 

 

Presentación

          

           Ampolla 250 mg/10 ml

 

Indicaciones terapéuticas

Tratamiento de los ataques agudos de porfiria hepática (porfiria aguda intermitente, porfiria variegata, coproporfiria hereditaria).

 

Posología y forma de administración

 

          Posología

La dosis diaria recomendada es de 3 mg/kg una vez al día durante cuatro días, diluido en 100 ml de cloruro sódico al 0,9% en frasco de vidrio y administrados en forma de perfusión intravenosa durante al menos 30 minutos en una vena gruesa del brazo utilizando un filtro de entrada.

La dosis no debe de exceder los 250 mg (1 ampolla) por día.

Excepcionalmente el tratamiento puede repetirse bajo estricta vigilancia bioquímica en caso de una respuesta inadecuada tras el primer régimen de tratamiento.

 

Ancianos

No se requiere un ajuste de dosis.

 

Niños y adolescentes

Los ataques de porfiria son raros en niños, pero la limitada experiencia en tirosinemia sugiere que el uso de una dosis diaria de no más de 3 mg/kg por día durante 4 días, administrada con las mismas precauciones que en adultos, es seguro.

 

Forma de administración

Preparación de la solución:

Hemina, presentado en ampollas, debe diluirse inmediatamente antes de su administración en 100 ml de solución de NaCl al 0,9% en frasco de vidrio; la cantidad de producto requerida, calculada de acuerdo al peso del paciente, se transfíere desde la ampolla al frasco de vidrio.

No preparar más de una ampolla al día.

 

La solución debe ser utilizada dentro de la hora siguiente a la dilución.

 

Como la solución de Hemina es de color oscuro, es difícil verificar visualmente la ausencia de partículas en suspensión. Por tanto se recomienda el uso de un equipo de perfusión con filtro.

 

Administración de la solución:

Las perfusiones deben administrarse en una vena gruesa del brazo durante un período de al menos 30 minutos. Después de la perfusión, la vena puede aclararse con una perfusión rápida de solución de NaCl al 0,9% durante 10-15 minutos.

 

Contraindicaciones

Hipersensibilidad conocida a cualquiera de los componentes de Hemina.

 

Advertencias y precauciones especiales de empleo

Antes de comenzar el tratamiento, es necesario confirmar un ataque de porfiria hepática mediante criterios clínicos y biológicos:

-    Antecedentes familiares o personales

-    Signos clínicos sugerentes

-    Determinación cuantitativa de ácido delta-amino-levulínico en orina y porfobilinógeno (preferentemente respecto a los clásicos tests de WATSON-SCHWARZ o HOESCH, que se consideran menos fiables).

 

*   La rapidez con la que el tratamiento con Hemina es instaurado después del comienzo de un ataque, implica mayor eficacia.

 

*   Como resultado de las perfusiones con Hemina, el dolor abdominal y otros síntomas gastrointestinales generalmente desaparecen en 2-4 días. Las complicaciones neurológicas (parálisis y trastornos psicológicos) se ven menos afectadas por el tratamiento.

 

*   Como los ataques de porfiria están frecuentemente asociados con diferentes manifestaciones cardiovasculares y neurológicas, debe asegurarse una apropiada monitorización.

 

*   Es también importante advertir a los pacientes del riesgo de que los ataques sean más graves o se desencadenen por ayuno y tomando ciertos medicamentos (particularmente estrógenos, barbitúricos y esteroides), porque aumentan la demanda de grupo hemo del hígado, y son capaces de inducir indirectamente la actividad de la ácido delta-amino-levulínico sintetasa.

 

*   Como la solución diluida es hipertónica, debe administrarse exclusivamente por perfusión intravenosa muy lentamente.

 

Para prevenir la irritación venosa, la perfusión debe administrarse durante al menos 30 minutos en una vena gruesa del antebrazo.

 

*   El color oscuro de Hemina puede dar al plasma una coloración inusual.

 

*   Cuando se administran medicamentos preparados a partir de sangre o plasma humanos, el riesgo de transmisión de agentes infecciosos, incluyendo aquellos de naturaleza no conocida, no puede ser completamente excluido.

 

 

Este riesgo, sin embargo, está limitado por:

-    Las medidas de estricto control aplicadas en la selección de donaciones sanguíneas por la entrevista médica con los donantes y realizadas en cada donación, las pruebas particularmente respecto los 3 virus patógenos mayores: VIH, VHC, y VHB.

-    El proceso de extracción/purificación que incluye procedimientos de eliminación y/o inactivación, que se han mostrado eficaces frente a VIH, VHC, y VHB a través de la validación con virus modelo.

 

*   Hemina contiene 1 g de etanol (96%) por ampolla de 10 ml.

 

 

Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción 

Durante el tratamiento con Hemina, la actividad enzimática de las enzimas P450 se aumenta. El metabolismo de los medicamentos concomitantes que se metabolizan por las enzimas citocromo P450 (tales como estrógenos, barbitúricos y esteroides) puede aumentar durante la administración de Hemina, que conlleva una más baja exposición sistémica.

 

Embarazo y lactancia

En ausencia de datos clínicos experimentales específicos, los riesgos durante el embarazo no están definidos; Hasta la fecha, sin embargo, no se han observado efectos posteriores en recién nacidos cuyas madres fueron tratadas con Hemina durante el embarazo.

 

Hemina no ha sido estudiado durante el período de lactancia. Sin embargo, dado que numerosas sustancias se excretan por la leche materna, es necesario ser cuidadoso en la administración de Hemina durante la lactancia.

 

Hemina únicamente  debe ser prescrito durante el embarazo y la lactancia, cuando su uso sea absolutamente necesario.

 

Efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas

No hay evidencias que sugieran que  Hemina afecte negativamente la capacidad de conducir o utilizar máquinas.

 

Reacciones adversas

-    Como el producto se administra por perfusión intravenosa, puede causar dolor en los lugares de perfusión si las venas son muy pequeñas.

-    Se han comunicado casos de tromboflebitis (Ver sección 4.4 Advertencias y precauciones especiales de empleo).

-    Raramente pueden aparecer fiebre y reacciones alérgicas.

 

Sobredosificación

En experimentos con Hemina en animales, los efectos de toxicidad aguda después de la administración de dosis elevadas se observaron en el hígado. Una dosis 10 veces mayor que la dosis total recomendada en la posología humana también hizo descender la presión sanguínea en ratas. Dosis altas pueden causar trastornos en la hemostasia.

 

Hemina contiene 4000 mg/10 ml de propilenglicol (por ampolla). El propilenglicol a dosis altas puede causar reacciones adversas en el sistema nervioso central, acidosis láctica, toxicidad renal y hepática, elevación de la osmolaridad del plasma y reacciones hemolíticas.

 

Se han notificado tres casos de sobredosificación con Hemina. En dos casos la etiqueta se interpretó mal y a los pacientes se les administró diez veces la dosis recomendada. Una paciente se recuperó sin incidentes.  Tuvo vómitos ligeros, dolor y sensibilidad en el antebrazo (en el lugar de la perfusión). El otro paciente que recibió una sobredosis de Hemina (2500 mg) en una sola perfusión, desarrolló una insuficiencia hepática fulminante. Un paciente recibió 6 ampollas de Hemina al día durante 2 días (3000 mg  en 2 días) y desarrolló una hiperbilirrubinemia, anemia y una diátesis hemorrágica generalizada. Los efectos permanecieron durante varios días después de la administración, pero el paciente mejoró después sin consecuencias.

 

También se ha comunicado que una dosis elevada (1000 mg) de hematina, otra forma del grupo hemo, causó fallo renal transitorio en un paciente.

 

Los parámetros de coagulación sanguínea, y las funciones hepáticas, renal y pancreática deben ser cuidadosamente monitorizadas hasta su total normalización.

Así mismo deben realizarse monitorizaciones cardiovasculares (posibilidad de arritmias).

 

Medidas terapéuticas:

-    Se deben administrar perfusiones de albúmina para fijar la hemina circulante libre y potencialmente reactiva.

-    La administración de carbón activado permitirá interrumpir la recirculación enterohepática del grupo hemo.

-    Es necesaria la hemodiálisis para eliminar el propilenglicol.

 

 

PROPIEDADES FARMACOLÓGICAS.

Propiedades farmacodinámicas

SANGRE Y ÓRGANOS HEMATOPOYÉTICOS

(BO6AB, Hemina)

 

El arginato de hemina está particularmente indicado en la porfiria hepática (porfiria aguda intermitente, porfiria variegata). Estas porfirias se caracterizan por la existencia de un bloqueo enzimático en el proceso de biosíntesis del grupo hemo dando como resultado:

1)  Un déficit del grupo hemo necesario para la síntesis de varias hemoproteínas.

2)  Principalmente la acumulación por delante del bloqueo metabólico de precursores del grupo hemo que son directa o indirectamente tóxicos para el organismo.

 

La administración de hemina, por reducir el déficit del grupo hemo, suprime por retroalimentación la actividad de la enzima ácido delta-amino-levulínico sintetasa (enzima llave en la síntesis de las porfirinas) lo cual reduce la producción de porfirinas y de los precursores tóxicos del grupo hemo. Por tanto contribuyendo al restablecimiento de los niveles normales de hemoproteínas y de pigmentos respiratorios, el grupo hemo corrige los trastornos biológicos observados en pacientes con porfiria. Como la biodisponibilidad del arginato de hemina es comparable con el de la metahemoalbúmina, la forma natural de transporte del grupo hemo, es eficaz tanto durante la remisión como en un ataque agudo. En ambos casos, pero especialmente durante un ataque agudo, las perfusiones de hemina son adecuadas para corregir la excreción urinaria de ácido delta-amino-levulínico y porfobilinógeno, los dos precursores principales cuya acumulación es una característica de la enfermedad. Esto es aplicable tanto a la porfiria aguda intermitente como a la porfiria variegata.

 

A diferencia de las preparaciones galénicas antiguas, las perfusiones de arginato de hemina no causan cambios significativos en los parámetros de coagulación y de fibrinolisis en voluntarios sanos. Todos estos parámetros han mostrado permanecer sin cambios con la excepción de la concentración de los factores IX y X que caen temporalmente un 10-15%.

 

Propiedades farmacocinéticas.

Después de la perfusión intravenosa de hemina (3mg/kg), los parámetros farmacocinéticos observados en voluntarios sanos y pacientes con porfiria son los siguientes:

 

- C(0)............................................................................ 60,0 ± 17 µg/ml

- t½.............................................................................. 10,8 ± 1,6 horas

- Aclaramiento total de plasma................................... 3,7 ± 1,2 ml/min

- Volumen de distribución........................................... 3,4 ± 0,9 l

 

Después de perfusiones repetidas, la vida media del grupo hemo en el organismo aumenta; se eleva a 18,1 horas después de la 4ª perfusión.

 

Datos preclínicos sobre seguridad

Los ensayos de genotoxicidad no han revelado efectos mutagénicos.

No se han realizado estudios de reproducción en animales.

 

 

 

ESPECIFICACIONES FARMACÉUTICAS

 

Corresponden a la especialidad Normosang® del laboratorio Orphan Drugs

 

Lista de excipientes

Arginina, etanol 96% (1 g por ampolla), propilenglicol y agua para inyección.

 

Incompatibilidades

Con la excepción de una solución isotónica de cloruro sódico, Hemina no debe ser mezclado con ningún fármaco o agentes químicos a menos que su efecto sobre su estabilidad química y física haya sido estudiado con anterioridad.

 

Periodo de validez

2 años.

 

Condiciones especiales de almacenamiento

El producto ha de almacenarse entre +2ºC y +8ºC (en nevera), protegido de la luz.

La solución diluida debe ser utilizada inmediatamente.

 

 

Instrucciones de uso / manipulación

          Preparación de la solución

Hemina, presentado en ampollas, debe diluirse inmediatamente antes de su administración en 100 ml de solución de NaCl al 0,9% en frasco de vidrio; la cantidad de producto requerida, calculada de acuerdo al peso del paciente, se transfíere desde la ampolla al frasco de vidrio.

 

No preparar más de una ampolla al día.

 

La solución debe ser utilizada dentro de la hora siguiente a la dilución.

 

Como la solución de Hemina es de color oscuro, es difícil verificar visualmente la ausencia de partículas en suspensión. Por tanto se recomienda el uso de un equipo de perfusión con filtro.

 

 

Mayo 2000