ISONIACIDA

PRESENTACIONES DISPONIBLES

INDICACIONES

POSOLOGIA

CONTRAINDICACIONES Y PRECAUCIONES

EFECTOS ADVERSOS

* PRESENTACIONES DISPONIBLES

Cemidon

compr. 150 mg

amp. 300 mg / 5 ml

1- INDICACIONES

- Profilaxis y tratamiento de tuberculosis.

2- POSOLOGIA

En adultos:

- Profilaxis de tuberculosis:

5 mg/Kg/día vía oral (normalmente 300 mg) como dosis única

diaria, hasta un máximo de 300 mg/día, administrado como

medicamento único durante 1 año.

- Tratamiento de tuberculosis:

Igual dosis que para profilaxis, pero combinada con al menos otro

medicamento antituberculoso durante 18-24 meses. El ciclo puede ser

reducido a 6-9 meses si isoniazida se combina con rifampicina 600

mg/día y pirazinamida 25 mg/Kg/día; o, se pueden usar estas mismas

dosis durante 2-8 semanas, seguido por isoniazida 15 mg/Kg y

rifampicina 600 mg 2 veces a la semana durante un total de 9-12

meses.

- Si se administra por vía IV o IM (rara vez utilizadas) la dosis es la

misma que para vía oral.

En niños:

- Profilaxis de tuberculosis:

10 mg/Kg/día vía oral como dosis única diaria, hasta un máximo de

300 mg/día, administrado como medicamento único durante un mínimo

de 6 meses.

- Tratamiento de tuberculosis pulmonar:

10-15 mg/Kg/día vía oral durante 9 meses. De forma alternativa,

después del uso diario durante 2-8 semanas, 20-40 mg/Kg vía oral

intermitentemente 2 veces a la semana con rifampicina 10-20 mg/Kg 2

veces a la semana.

3- CONTRAINDICACIONES Y PRECAUCIONES

Isoniazida está contraindicada en enfermedad hepática aguda o crónica y

en hepatitis previa asociada a isoniacida.

Debe utilizarse con precaución durante el embarazo y lactancia.

Precaución también en consumidores habituales de alcohol, ancianos y

aquellos con un fenotipo acetilador lento.

Isoniazida inhibe el metabolismo hepático de fenitoína, incrementando

el riesgo de toxicidad, sobre todo en acetiladores lentos; puede ser

necesario reducir la dosis de fenitoína.

Rifampicina aumenta el metabolismo de isoniazida hasta metabolitos

hepatotóxicos. Hay que monitorizar por si aparece hepatotoxicidad.

Los antiácidos que contienen aluminio pueden interferir con la

absorción de isoniazida; deben espaciarse las dosis 2 horas o

seleccionar otro antiácido.

Cuando se administra junto con carbamazepina se produce inhibición del

metabolismo de carbamazepina; debe monitorizarse por los niveles y

efecto excesivo de carbamazepina, y ajustar la dosis de carbamazepina

según necesidad.

4- EFECTOS ADVERSOS

Puede ocurrir neuropatía periférica que responde a piridoxina, sobre

todo en pacientes alcohólicos, diabéticos, con fallo renal, malnutridos,

acetiladores lentos y con dosis mayores de 5 mg/Kg/día.

La neuritis óptica es una de las posibles neuropatías resultantes de la

terapia con isoniazida.

La hepatitis subclínica es frecuente (10-20%) y se caracteriza por

elevación asintomática de AST (SGOT) y ALP (SGTP) que pueden volver al

valor normal a pesar de continuar con la terapia; puede ser más

frecuente con terapia combinada de isoniazida-rifampicina. La hepatitis

clínica es rara, pero está fuertemente relacionada con la edad

(alcanzando el 2-3% en pacientes de 50-65 años). Casos raros de atrofia

hepática masiva que acaban en muerte, normalmente aparecen en relación

al alcoholismo o enfermedad hepática pre-existente; los casos más

severos ocurren dentro de los 6 primeros meses. Con sobredosis aguda

(normalmente 6-10 g), isoniazida puede producir toxicidad severa del SNC

incluyendo coma y convulsiones así como hipotensión, acidosis y de forma

ocasional la muerte.

Se han producido casos aislados de agranulocitosis y trombocitopenia.

Isoniacida puede producir erupciones acneiformes y reacciones

similares a lupus eritematoso.